0

Tu carrito está vacío

enero 12, 2020 5 translation missing: es.blogs.article.read_time

Si eres dueño de un perro, probablemente has estado allí: llegas a casa del trabajo muy cansado y encuentras que tu perro ha destruido todo. Tal vez sea un par de zapatos nuevos (los favoritos!), o las patas de madera de tus muebles, o incluso las paredes de tu casa. De cualquier manera, es frustrante, es costoso y tiene un nombre: masticación destructiva. Entonces, ¿cómo evitas que un perro mastique tus cosas?

Nos guste o no, masticar es algo natural en nuestros amigos de cuatro patas. Los lobos (antepasados ​​de los perros), masticaron huesos, palos y otros materiales en la naturaleza, y esos instintos permanecen en sus hermanos domésticos.

"Los perros usan sus bocas como nosotros usamos nuestras manos", dicen algunos entrenadores.

Son una herramienta esencial para explorar e interactuar con su mundo. Pero eso no significa que debamos resignarnos a que dejen todo destrozado.

Ya sea que desee que su perro deje de masticar sus muebles, sus zapatos o cualquier otra cosa en su hogar, es importante apaciguar este instinto natural. Los veterinarios y entrenadores dicen que el primer paso para resolver la masticación destructiva de su perro es comprender qué es lo que hace que su perro mastique y luego diseñar una solución que coincida.

¿Por qué mastican los perros?

Veamos algunas de las posibles razones por las cuales nuestros perros están mordiendo:

  • Dentadura en crecimiento
Cuando se trata de la dentadura, los cachorros son como los bebés en humanos. Cuando tienen entre 3 y 7 u 8 meses de edad, sus dientes están naciendo y creciendo y sus encías están adoloridas. Los perros buscan la comodidad de masticar algo, al igual que a un bebé humano le gusta ponerle la boca a algo, ayuda a lidiar con el dolor.

Incluso los cachorros que técnicamente no tienen crecimiento de sus dientes pueden mostrar un comportamiento similar.
  • Frustración
¿Alguna vez has notado que tu perro se comporta de manera diferente cuando está detrás de una reja y no puede cruzarla? Esa es la clásica frustración en nuestros perros.

El término frustración se usa típicamente para referirse a situaciones en las que un perro reacciona de forma exagerada de una manera que normalmente no haría, excepto que hay una barrera entre él y otra cosa. El escenario típico es el perro detrás de una cerca. Cuando otro perro camina por la avenida o camino, el perro detrás de la cerca se convierte en un "animal feroz". Pero si los mismos dos perros se encontraron sin una cerca entre ellos, no habría comportamiento agresivo en absoluto.

La frustración en este tipo de casos a a veces se llama agresión de la barrera, pero no siempre comienza de esa manera. Están frustrados porque no pueden llegar al otro lado, y muestran un comportamiento aparentemente agresivo, pero a veces solo quieren saludar. No importa lo que tu perro quiera al otro lado de la cerca, sin embargo, masticar es una táctica común para tratar de llegar allí.

Nuestros perros están pensando: ¿cómo voy a cruzar esta barrera? a veces simplemente la romperán con los dientes y ayuda de sus patas en el proceso de tratar de saltarla
  • Hambre constante
Algunos [perros] tienen mucha hambre, a menudo debido a medicamentos, lo que los llevan a masticar todo e incluso consumen artículos que pueden saber a comida. Algunos se alivian masticando o chupando artículos blandos que podamos tener en casa
  • Problemas de comportamiento compulsivo

Un comportamiento compulsivo, en el que un perro come objetos no comestibles como tierra, arcilla y jabón, también puede ser el culpable en el comportamiento de querer morder todo.

  • Condiciones de salud grave

Masticar es una actividad normal para los perros, pero a veces está relacionado con una afección más grave. En raras ocasiones, un problema médico es el culpable. Algunas de estas afecciones incluyen problemas dentales, masas orales, enfermedades neurológicas o una enfermedad que provoca hambre extrema.

Algunos perros con problemas estomacales o intestinales también pueden verse obligados a lamer o masticar artículos.

¿Cómo detener la masticación destructiva en nuestros perros?

Una vez que su veterinario haya descartado problemas de salud y comportamiento, hay varias cosas que puede intentar para ayudar a frenar la masticación destructiva de su perro.

Lo primero que deben hacer los padres de un perro que es propenso a la masticación destructiva es eliminar las tentaciones que rodean su hogar. Por ejemplo, dejar zapatos de cuero con un olor delicioso al alcance de su perro no es algo justo.

Si no puede quitar los elementos masticables a un área determinada de su hogar, asegúrese de que el espacio esté fuera del alcance de su cachorro. Puede usar puertas para perros, para mantener a los masticadores sin control lejos de las áreas que son difíciles de proteger contra los perros. Los aerosoles amargos aptos para perros, se pueden aplicar a muebles y gabinetes para disuadir a los masticadores problemáticos con su sabor desagradable.

  • Formación y entrenamiento

¿Cómo llenamos el día de nuestro perro y le proporcionamos la estimulación mental que le falta para evitar que se aburra? Simplemente necesitamos darle un trabajo para que haga. La forma más fácil de proporcionar un trabajo es usar la comida de nuestro perro. En lugar de recibir su ración diaria gratis en un tazón, hagamos que trabaje para ello.

Una de las formas más simples de hacer esto, es usas los juguetes tipo KONG, los cuales son juguetes de goma resistentes y de forma única con un centro hueco que puede rellenarse con golosinas o la cena de su perro, diseñados para estos casos. El Kong Classic es el rey de los juguetes, es el más recomendado por los entrenadores y tienen un éxito en el refugio de las golosinas.

Los juguetes para perros Classic de KONG vienen en una variedad de tamaños y resistencias de goma, por lo que son apropiados para perros, desde cachorros hasta adultos mayores. Un padre mascota que lucha con un cachorro en crecimiento, por ejemplo, puede atraer a su cachorro con un juguete para perros KONG Puppy, que está diseñado exclusivamente para el crecimiento de los dientes de leche y proporciona una salida relajante que recompensa el comportamiento de masticación adecuado. Luego, a medida que su amigo peludo crece, los padres pueden intercambiar juguetes KONG más grandes y / o más fuertes según sea necesario.

Además, como se mencionó anteriormente, podemos incentivar a nuestros perros a masticar juguetes KONG rellenándolos con golosinas. ¡Es un bono delicioso que no encontrarán dentro de tus zapatos!

En los casos de masticadores extremadamente problemáticos, podemos contratar a un entrenador de perros profesional certificado. Pueden ayudarlo a establecer reglas y rutinas beneficiosas, incluida la enseñanza de comandos básicos como "déjalo" y "déjalo", para ayudar a frenar la masticación destructiva del perro.